19 de mayo de 2011

Solomillo al roquefort

Es un plato muy fácil de preparar y muy rico. En casa lo comemos a menudo. La receta es para dos personas como plato único ya que llena bastante. Lo suelo hacer en fuentes individuales.

solomollo roquefort



Ingredientes:
Un solomillo grande de cerdo (algunas veces lo hago con ibérico)
Una cuña de queso roquefort
200 ml de nata
Una bolsa de espinacas (suelo usar las de ensalada) o espinacas congeladas.
Un tomate maduro.
Un chorrito de Brandy.
Ajo.
Sal y pimienta.
Aceite de oliva

  • Cortar el solomillo en medallones o pedir que nos lo hagan en la carnicería. Pasar la carne por una sartén caliente y salpimentarla. No tiene que hacerse, solo dorarse por fuera.
  • En un cazo calentar la nata con el queso y el Brandy, hasta que el queso se halla ligado con la nata. Dejar reducir un poco.
  • Escaldar las espinacas en agua hirviendo, escurrirlas y en la misma sartén del solomillo dorar un par de ajos. Añadir las espinacas y salpimentar. Si no os apetece dorar el ajo podéis rehogarla con ajo de especias.
  • En una fuente colocar el solomillo a un lado, las espinacas al otro y cubrir con el roquefort. Colocar encima unas rodajas de tomate y meter al horno a unos 200º hasta que se dore (unos diez o quince minutos).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada