5 de agosto de 2011

Pollo a la mostaza

Hoy he cocinado estas deliciosas pechugas a la mostaza muy fáciles de hacer y riquísimas. Las he acompañado con unas patatas Gratin Dauphinois que resultan una guarnición perfecta ya que combinan la fuerza de la mostaza con un suave y meloso sabor.
Otra receta que agradecer a Jamie Oliver. Espero que os guste tanto como a mí.



Ingredientes

4 pechugas de pollo
Mostaza de Dijon
2 puerros
4 dientes de ajo
Vino blanco
75 ml de nata líquida
Mostaza de Dijon en grano



Ponemos una sartén grande a fuego medio.
Salpimentamos las pechugas de pollo y las pintamos con la mostaza de Dijon, (la receta original es con mostaza en polvo pero yo no he podido encontrarla).
Regamos con aceite y las pasamos a la sartén.
Si la pechuga tiene piel pondremos primero esa parte sobre la sartén, tapamos con papel de aluminio y ponemos un peso sobre las pechugas para que se aplasten contra el fondo y queden más doradas. Dejamos cocer unos 9 minutos (o hasta que estén bien doradas por un lado).
Limpiar el puerro, picar finamente y agregar a un lado de la bandeja de pollo.
Dar la vuelta a las pechugas y agregar los 4 dientes de ajo picados, regamos con un chorro de vino blanco y dejamos cocer.
Cuando veamos que el pollo está casi listo, añadimos los 75 ml de nata líquida y tapamos la sartén con papel de aluminio y lo dejamos unos minutos.
Retiramos del fuego y sacamos las pechugas sobre una tabla para filetearlas.
Mezclamos la salsa con una cucharadita de Mostaza de Dijon en grano y lo vertemos sobre una fuente. Colocamos sobre la salsa los trozos de pechuga y regamos con un chorrito de aceite de oliva virgen.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada