24 de noviembre de 2011

Ángel food cake


El Ángel Food Cake es un bizcocho a base de claras batidas a punto de nieve y sin nada de grasa.  Lo que lo hace ideal para personas con el colesterol elevado o que sigan una dieta baja en grasas, ya que su aporte calórico es muy bajo.
El molde para preparar estos esponjosos pastes es redondo con una chimenea en el centro y unas patas para apoyarlo en el proceso de enfriado. Por supuesto se puede utilizar cualquier otro, pero el adecuado le proporciona un acabado uniforme y una mayor esponjosidad al permitir que la masa suba más. El molde no debe engrasarse nunca porque para que quede esponjosa la masa debe adherirse a los bordes. Una vez frio lo desmoldaremos con ayuda de un cuchillo o espátula.

Hay varias versiones de esta receta pero de las que he hecho hasta ahora esta es mi favorita. La he sacado del libro de postres de Le Cordon Bleu.


A parte de poner los ingredientes tal cual vienen en el libro también os pongo los que yo he utilizado (9 claras). Lo único que yo reduciría a este postre es el azúcar. Creo que con 50 gr menos sería perfecto, aunque mi hija opina que está bien tal cual.



Ingredientes para el grande:

12 claras de huevo (unos 350ml)
1 1/2 cucharaditas de crémor tártaro
280 gr de azúcar
84 g de harina tamizada
25 gr de maicena tamizada
1 cucharadita de extracto de vainilla


Ingredientes del pequeño:

9 claras de huevo (262 gr)
1 cucharadita de crémor tártaro
200 gr de azúcar (la proxima vez le pondré 150 gr)
64 gr de harina tamizada
20 gr de maicena tamizada
1 cucharadita de extracto de vainilla (un poco menos)


Batir las claras hasta que estén espumosas. Añadirles el crémor tártaro y batir hasta el punto de nieve.
Seguir batiendo mientras agregamos gradualmente el azúcar hasta obtener un merengue.
Tamizar juntas la harina y la maicena (si se hace dos veces tendrá una consistencia más ligera) e ir agregando poco a poco al merengue. Por último incorporar la vainilla. Al agregar las harinas y la vainilla es importante no mezclar en exceso porque podría escapar el aire de la mezcla. Es mejor hacerlo con una cuchara o espátula.
Verter toda la mezcla en el molde sin engrasar y hornear a 175º durante 40-45 minutos.
Invertir el molde con cuidado. Si no tiene patas, colócalo sobre una rejilla y déjalo enfriar por completo.
Nota: Si queremos hornearlo en una olla programable, lo haremos en el menú horno o pastel durante 30 minutos y dejaremos reposar 2 minutos antes de sacarlo.

Os recomiendo que visitéis el blog de Bea que tiene un estupendo paso a paso. Seguro os aclarara muchas dudas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada